10 claves para la excelencia de tu negocio hostelero

Dirigir un bar, restaurante u hotel requiere mucho esfuerzo, disciplina y capacidad de adaptación. Cada cierto tiempo es necesario hacer frente a nuevas situaciones y adaptarse constantemente a las novedades del mercado. El trabajo en hostelería es un universo apasionante y muy exigente, en el que hay que superarse cada día. Si apuestas por la excelencia en tu negocio y te gusta hacer frente a todos tus retos, deberás tener en cuenta una serie de claves con las que conseguirás estar entre los mejores y triunfar frente a la competencia de tu bar o restaurante. objetivos hosteleria

1. Plantea tus objetivos

Como en todo negocio, lo fundamental es tener claro qué pretendes conseguir a corto, medio y largo plazo. ¿Te gustaría llenar tu local, especializarte, o alzarte como uno de los negocios de moda en tu entorno? Sé realista y fija primero objetivos pequeños, para después poner tu punto de mira en otros más ambiciosos.

2. Diseña una estrategia

Una vez claros los objetivos para tu restaurante, el siguiente paso consiste en trazar una estrategia para conseguirlos. Lo habitual es elaborar un plan anual con acciones a realizar durante los diferentes meses, que se pueden ir adaptando según evolucionen las circunstancias, siempre persiguiendo los objetivos fijados.

3. El servicio al cliente, fundamental

Aunque suene obvio, es una de las claves de nuestro negocio, con lo que no debemos descuidar este aspecto nunca. Lo ideal es pensar acciones que mejoren la satisfacción de nuestros clientes y nos ayuden a superarnos cada día. Para ello, es imprescindible cada cierto tiempo testar la calidad del servicio, mediante auditorías externas o bien nosotros mismos preguntando a nuestros clientes. Un buzón o un libro de sugerencias siempre tiene que estar a disposición de los clientes.

4. Cuida al máximo los pequeños detalles

Una bonita decoración, la colocación de la vajilla y cubertería en las mesas, la pulcritud en el servicio, una sonrisa y palabras amables hacia los clientes, cuartos de baño impecables… Hasta el más mínimo detalle es importante si perseguimos la excelencia en nuestro negocio de hostelería.

5. Apuesta por la calidad

La calidad en el servicio es fundamental, y por supuesto lo es el producto que ofrecemos. Rodéate de los mejores proveedores y apuesta por la excelencia. Los productos de tu cocina deben tener la máxima calidad, al igual que tus utensilios, vajilla y menaje para hostelería. Marcas como Arcoroc están especialmente diseñadas para ofrecerte el mejor menaje para tu restaurante. Podrás aprovisionarte de vajillas y utensilios de cocina fundamentales para cafeterías y restaurantes, con bonitos diseños sin descuidar la resistencia en vajillas y cristalería para su uso diario.

6. La formación continua es necesaria

restaurante camareroEn un mundo en constante evolución, siempre hay que estar preparado frente a nuevas vicisitudes. Estar enterado de las novedades del mercado, las tendencias en hostelería a nivel nacional en internacional, así como de lo más nuevo en gastronomía son cuestiones fundamentales para la diferenciación de tu negocio. También es importante acudir a cursos de formación, así como eventos y ferias de hostelería.

7. Vigila a tu competencia

Observa tu entorno así como las acciones que realiza tu competencia. Conocer su situación y las estrategias que ponen en marcha te ayudarán a que tus planes se ajusten a la realidad actual y puedas innovar en tu mercado. Es fundamental hacer autocrítica y valorar nuestro local con respecto a otros de la competencia de una forma constructiva.

8. Crea sinergias

Las ferias de hostelería son fundamentales para conocer las nuevas tendencias y también para conocer a otras empresas del sector. Mirar a la competencia constructivamente puede ayudarnos a impulsar nuestro negocio de forma e incluso crear sinergias muy positivas. ¿Por qué no colaborar con otros bares y restaurantes, por ejemplo, para crear un evento que genere gran interés? También en estos lugares podrás conocer otras empresas que se puedan convertir en futuros partners o proveedores.

9. Aprende a reinventarte

Como hemos comentado con anterioridad, un plan es dinámico y debe adaptarse a las nuevas circunstancias. El éxito en nuestro negocio también reside en saber reinventarse para estar a la altura de nuestros clientes y nuestra competencia. Cada cierto tiempo, apuesta por un lavado de cara de tu local de hostelería siguiendo las tendencias en decoración, así como por la renovación y actualización de la carta de tu restaurante. Además es importante aprender de los fracasos; lo fundamental para tener éxito es saber ver el lado bueno y reaccionar cuando las cosas no salen como a nosotros nos gustaría.

10. Rodéate del mejor equipo

¿Qué sería de nuestro negocio sin nuestro equipo? Lo fundamental es elegir a buenos profesionales con una actitud de superación diaria, a los que no les asusten los nuevos retos. Ser un buen líder te ayudará a coordinar el equipo de forma que se trabaje el objetivo común así como el bienestar de cada trabajador. Tener un staff motivado es fundamental para conseguir la excelencia en nuestro negocio.