11 consejos para ahorrar en costes en hostelería

Si estás tratando de reducir los costes de tu negocio de hostelería puede que te sirvan algunos de los consejos que vamos a ofrecerte a continuación. Gestionar un restaurante para que sea rentable a largo plazo no es fácil, hay que controlar una serie de factores que pueden costarte miles de euros al año si no les prestas atención.

 

Una de las primeras y más importantes premisas es que de nada sirve que tú personalmente sepas que hay que hacer y te conciencies para ahorrar en costes. Deberás animar a todos tus empleados para que lo hagan, e incluso buscar alguna forma de incentivación al respecto. De otra forma, sin el equipo comprometido, el objetivo se alejará mucho de su consecución.

 

Te recomendamos seguir estos 11 consejos para ahorrar en costes en hostelería, las cuentas de tu negocio lo agradecerán.

 

  1. Ahorra energía. No enciendas los fogones, freidoras o cualquier otro utensilio para cocinar que requiera de electricidad o gas si no van a ser utilizados.
  2. No abuses de la publicidad tradicional (revistas, periódicos, radio..), es excesivamente cara y la credibilidad de los anuncios muy reducida. Si tienes un presupuesto reducido te aconsejamos que utilices la publicidad digital a través de las redes sociales o Google Adwords de manera local. La capacidad de segmentación es muy grande y el control del presupuesto muy superior a la publicidad tradicional.ahorro en publicidad en hostelería
  3. No te excedas en las invitaciones a amigos, familiares o clientes habituales ya que si no llevas un total control las cuentas se irán descuadrando y no sabrás los motivos.
  4. No crees una carta demasiado extensa, sobretodo si no tienes una cocina con grandes dimensiones o una gran cantidad de empleados que puedan asumilar. Además, cuanto más grande es la carta generarás mas mermas y desperdicios.
  5. Realiza Cross Training con los empleados de tu negocio. Es vital que cada empleado disponga de una formación adicional en otras funciones, esto puede salvarte de un imprevisto. Por ejemplo: Haz pequeños cambios de funciones semanales, así todos comprenderán cómo es el trabajo del compañero y además de disponer de una persona de apoyo en caso de emergencia, mejorará la comunicación entre los diferentes puestos a futuro.
  6. Controla los gastos de suministro (luz, agua y gas): Apaga las luces que no estés utilizando, no dejes los grifos abiertos y cierra el gas siempre que no se le de uso. Estos gastos llegan a suponer el 8% de las ventas por lo que es importante utilizar equipamientos de bajo consumo.ahorro energía en hostelería
  7. Controla el tamaño de las porciones. Muchos restaurantes no tienen ningún control sobre las porciones que sirve, si darse cuenta que a lo largo del año pueden desperdiciarse miles de euros por servir raciones demasiado grandes. Crea una tabla con los pesos que debe tener cada plato y utiliza utensilios de cocina que ayuden a la medición de las cantidades.Vajilla Intensity Arcoroc para San Valentín
  8. Vigila el inventario. Cada vez que tiras comida estás tirando dinero. Esto sucede en muchos casos por no tener un control exhaustivo de las  fechas de caducidad o por un sistema de compras pobre. Te recomendamos utilizar el sistema “FIFO” (First in First out) que significa que los primeros productos que entran deben ser los primeros en salir. Etiqueta los alimentos que han sido abiertos y guardados de nuevo con la fecha en la que se abrieron y la fecha de caducidad si la tienen. Puedes crear promociones con un plato concreto para tratar de reducir los excedentes.
  9. Estudia el mercado y negocia con tu proveedor. Compara con otros proveedores que ofrecen la misma calidad a menor precio. Ofrécele comprarle mayor cantidad de producto por una reducción de precios unitarios y ambos ganaréis dinero. Recuerda que no estás casado de por vida con tu proveedor, hay más en el mercado.
  10. Ten un gran conocimiento sobre los costes de cada plato. Dando por hecho que ya controlas o vas a controlar el tamaño de cada porción y conociendo los costes de cada producto, debes controlar el coste de cada uno de los platos. Existen herramientas de gestión para restaurantes que no sólo son fáciles de utilizar, sino que a lo largo del año te van a ayudar a ahorrar mucho dinero. Puedes probar con “Chef Control Cost” o “chefexact”.
  11. Premia a tus empleados si se consiguen los objetivos de ahorro. Todo el mundo necesita una motivación, más todavía si es económica. Si tu negocio genera mayor rentabilidad por la reducción de costes es un buen momento para incentivar a tu equipo.

Si sigues estos consejos tus costes se verán reducidos considerablemente y tus empleados estarán preparados y motivados para cualquier tipo de imprevistos. Recuerdo, sin tu equipo conseguir los objetivos es imposible.