4 cosas importantes al comprar los productos verdes de tu restaurante

Cada vez está más de moda la comida sana. La gente se ha concienciado de que una mala alimentación puede provocar a la larga gran cantidad de problemas de salud.

Para no perder clientes, muchos restaurantes se han visto obligados a aumentar la cantidad de frutas y verduras, pero ¿sabemos realmente sacarle partido a este mercado?

Vajilla-Tendency1. En primer lugar, debemos plantearnos qué es lo que realmente queremos ofrecer a nuestra clientela.

No es lo mismo centrar la gran parte de nuestros platos en una línea más verde, que tan solo utilizar estos productos como guarnición o alternativa de postre en el caso de las frutas.

2. Una vez sepamos cómo vamos a orientar la introducción de este tipo de alimentos en nuestro menú, es necesario plantearnos nuestro volumen de contenido.

Estamos ante productos cuya vida de máxima calidad es corta, por lo tanto, si somos un establecimiento pequeño o mediano, quizá nos convenga más comprar en una frutería local de confianza que nos haga precio que, acudir nosotros mismo al mercado para comprar al por mayor como haría un establecimiento hostelero que requiera gran cantidad de esta materia prima.

Al fin y al cabo, si la compramos al por menor, además del ahorro en tiempo y transporte, podemos elegir en función de la demanda o del día, ahorrando al final más y ofreciendo unos alimentos más frescos.

 

3. Teniendo claro cuál es la cantidad que vamos a necesitar de fruta y verdura y el sitio donde vamos a comprarla, ahora debemos elegir la fruta que queremos comprar. Es necesario, en primer lugar, hacernos con un producto que haya sido recolectado lo más próximo posible a la fecha en la que lo compramos.

En gran cantidad de ocasiones, los propios productos se recogen inmaduros para que durante el transporte puedan terminar de madurar. Esto implica que, al ser sometidos a cambios de temperatura, muchas piezas pierdan gran parte de sus contenidos vitamínicos. Para evitar esto, es aconsejable tener unos conocimientos mínimos de las frutas y verduras de cada época y cada región, de tal manera que, a la hora de adquirirlas podamos saber con total seguridad que productos son totalmente frescos y cuales han sido importados.

frutas

4. Por último, debemos tener en cuenta que el cliente que come frutas o verduras fuera de casa, suele ser un cliente que exige una calidad de producto bastante elevada, por lo que contar con una materia prima de gran nivel puede ser esencial para el crecimiento del establecimiento. Otra opción, aunque pueda resultar más cara, es la adquisición de productos 100% orgánicos. Esta medida podrá hacernos evolucionar y ser el centro de atención de un público muy concreto que demanda este tipo de alimentos.