4 factores a tener en cuenta al abrir un restaurante en la playa

El mundo de la gastronomía no es sencillo, sobre todo para los establecimientos situados en lugares de playa que cuentan con unos beneficios puramente estacionales. En esos periodos, que coinciden con los propiamente vacacionales, todo vale para conseguir un cliente. Muchas de estas técnicas, aunque pueden parecer rudimentarias, son muy efectivas de cara principalmente al cliente extranjero que llega a España embelesado por la variedad y la calidad gastronómica.

Si vuestra idea es abrir un restaurante en un lugar de playa que cuente con una oferta de un standing considerado superior, es probable que penséis que no es vuestro mercado competir contra establecimientos que cuentan con una calidad gastronómica y un servicio de un nivel muy inferior al vuestro, pero lo cierto es que una gran parte de vuestra clientela será desviada a este tipo de establecimientos.

A continuación os presentamos una serie de inconvenientes contra los que deberéis competir:

Vajilla ScenariLa gastronomía: La comida española es el gran reclamo de los turistas, así que muchos establecimientos no dudan en venderse como especialistas en este campo para atraer al mayor número posible de clientes.

Seguramente la calidad de estos platos en vuestro establecimiento será superior, pero debéis aseguraros de que la diferencia de precio que exigís lo vale. Hay que hacer que merezca la pena pagar por vuestro producto, si os vendéis como un restaurante de gastronomía de calidad, esto debe ser cierto.

 

turistaPromocionarse: Los relaciones públicas asaltan a los turistas y les acompañan hasta sus establecimientos. Su falta de conocimientos sobre lo que buscan o sobre la calidad de los productos que van a consumir puede hacerles llegar a este tipo de restaurantes.

Vuestra intención no debe ser usar este tipo de métodos si queréis diferenciaros, pero, sobre todo si sois nuevos, la labor de marketing y la presencia en la calle tiene que ser una constante.

 

ofertasLas ofertas: existen muchos restaurantes cuyo modelo de negocio se basa en vender mucho aunque más barato. Esta es una de las máximas que aprovechan muchos de estos establecimientos.

Ante una competencia tan dura, la lucha de precios siempre acaba siendo a la baja, por lo que desde el primer momento en el que los clientes entren en vuestro restaurante, deberán saber que el servicio que ofrecéis va a ser consecuente con ese incremento de precio que van a pagar.

 

playaLa clientela: No hay nada más cómodo que salir a dar un paseo y acabar en un bonito restaurante con grandes dotes culinarias, pero lo cierto es que no en todos los restaurantes podemos entrar en chanclas.

Si os decidís por ser un local en el que es necesaria una vestimenta apropiada, puede que perdáis muchos clientes esporádicos, pero en caso de que vuestras puertas estén abiertas para todos los públicos, puede que lo que perdáis sea ese toque de standing superior que queréis mostrar.