Aumenta las ventas durante las fiestas patronales [Hostelería]

El mes de agosto es sinónimo de fiestas y a la hostelería se le presenta la ocasión de sacarles partido y aumentar las ventas a través de opciones que satisfagan a lugareños y visitantes.

Durante la semana del 15 de agosto, muchos pueblos y ciudades españolas se llenan de banderines, carpas y escenarios; la gente sale a la calle para pasarlo bien y disfrutar de sus fiestas patronales. Los municipios se preparan para recibir a los visitantes que llegan, en el caso de las más conocidas, desde todos los rincones de España e, incluso, del mundo.

Aunque muchos sean los establecimientos que se toman unos días de descanso, los de la hostelería tienen la oportunidad de aumentar sus ventas durante estos días.

  1. Previsión: asegúrate de que cuentas a tiempo con los recursos materiales y humanos necesarios para atender la demanda de estos días. La afluencia de clientes no debe restar calidad al servicio por falta de recursos.
  2. Originalidad: en todos los aspectos, desde la decoración hasta la construcción de la carta. El establecimiento debe contagiarse del ambiente festivo, mimetizarse con el entorno y adaptarse a los diferentes momentos del día. Unos detalles decorativos en el local o en el uniforme, en la presentación de platos y bebidas, una carta con referencias a los principales actos del programa festivo… son algunos ejemplos.
  3. Calidad: ofrece alimentos y bebidas de calidad, que los clientes puedan valorar tu cocina o tu bebida: cócteles, combinados de sabores, cerveza… Además de las instalaciones, como una terraza donde disfrutar del buen tiempo.
  4. Menú especial por fiestas: durante estos días, la gente busca productos de la tierra, los visitantes para probar sus manjares y los lugareños porque se enorgullecen de lo suyo y para cumplir con algunas tradiciones. Reserva algún plato en el menú para personas con intolerancias o con alergias o indica que se informe antes para poder prepararlo, agradecerán tu interés. Otra opción para adaptarse a las fiestas de tu localidad es ofrecer comida para llevar, durante las fiestas el hambre apremia a cualquier hora y los clientes prefieren comer en casa o en locales con amigos.
  5. Reservas para grupos grandes: tanto los de fuera como los de casa, reservarán comidas y cenas con familiares y amigos, en la mayoría de los casos, lo que supone una sobremesa larga y tendida. Optimiza el espacio de los bares y restaurantes pero solamente abarca aquello que puedas atender, de otra manera los clientes que tengan que esperar demasiado acabarán insatisfechos, no repetirán y no te recomendarán.
  6. Internet y redes sociales: son tu aliado, estos días los consumidores consultan en su móvil dónde ir a comer, quién ofrece el plato más típico, bien de precio y las opiniones de otros usuarios. Reservas online, información completa del restaurante, carta virtual del menú, imágenes sugerentes de los platos… será una experiencia grata para el cliente incluso antes de haber pisado el establecimiento y también te vendrá bien para organizarte. Puedes promocionar publicaciones segmentadas por la geolocalización de los consumidores y así ajustar la oferta el máximo posible.
  7. Para los más pequeños: tener en cuenta a los pequeños de cada casa con opciones ajustadas a sus hábitos alimenticios. Lo más recomendable es una adaptación original del menú de los adultos a formato infantil, así disfrutarán de los mismos sabores, evitarás el desperdicio de comida y seguro que logras una diferenciación. Si tienes espacio suficiente, puedes habilitar una de las zonas para que, cuando se levanten de la mesa, los niños puedan explayarse sin interferir en los demás comensales.
  8. Espectáculos: si tienes la posibilidad, puedes organizar espectáculos que amenicen la sobremesa, por ejemplo: actuaciones musicales, monólogos, espectáculos de magia… te asegurarán reservas si además lo promocionas con anterioridad.
  9. Paciencia: es la clave para concluir con éxito estos días de fiesta. Habrá clientes que tengan más o menos paciencia, los que hayan bebido más o menos, los más o menos inconformistas… muchos serán los que pasen por el establecimiento durante las fiestas; la paciencia y la diligencia transformarán la tensión en una situación normalizada y sin incidentes para ti y tus clientes.
  10. Ensayo y error: analiza al final de las fiestas que es lo que ha triunfado y en qué otras cosas se podría mejorar. Este análisis te será muy útil de cara a la organización de las fiestas del próximo año. No te olvides de innovar y ofrecer a tus clientes cosas diferentes cada año, sin duda será una fórmula de fidelización muy efectiva.

Estas claves te ayudarán a atraer clientes y aumentar las ventas en tu establecimiento durante las fiestas patronales, aprovechando el tirón que suponen para los establecimientos hosteleros. Aprovecha todos los recursos que tengas a tu disposición, afróntalas con entusiasmo para que los consumidores también lo tengan.