Claves para emplatar

El emplatado es una parte fundamental en un buen servicio. Cada vez más la comida se centra en los cinco sentidos, y la vista es uno de los más importantes. Debemos combinar el sabor con una buena presentación, y eso, puede suponer un paso más hacia el éxito de un establecimiento. El cliente cada día es más exigente y valora, dentro de la misma calidad culinaria, muy positivamente un buen emplatado. A continuación te contamos las claves para emplatar de la forma más adecuada.

voluto1. La libertad ante todo: En primer lugar debemos saber que no hay una normativa básica para emplatar, cada uno tiene sus técnicas y las aplica de una forma personalizada. Hace años, era costumbre establecer el alimento a la izquierda y dejar la guarnición a la derecha, ahora eso se ha perdido y existe el libre albedrio.

Dentro de esta libertad, debemos saber que también es aconsejable el uso de piezas impares en los alimentos contables, así como no lo es el intentar crear un plato simétrico. Todo en el plato debe de ser armónico, y lo decorativo también debe complementar en el sabor.

versatil2. Piensa primero y luego actúa: Como todo en la vida, en muy importante pensar antes de realizar las cosas para que estas nos salgan bien. En el emplatado ocurre lo mismo, es necesario el saber cómo lo vamos a hacer antes de cocinar.

Esto, aunque pueda parecer extraño es algo esencial. Si cocinamos un alimento con salsa, variará mucho su textura en dependencia de si la queremos usar solo como decoración o bien si queremos que sea parte esencial del plato.

 

intensity23. Usa los utensilios: Existen gran cantidad de utensilios y moldes que nos ayudan a emplatar, no tengas miedo y úsalos.

Te ayudará a que el emplatado gane volumen y verticalidad. También las mangas pasteleras pueden ayudarnos para mejorar la presentación el plato.

Al igual que una construcción, un buen emplatado tiene que tener volumen, pero sin descuidar que no sea demasiado alto y se pueda venir abajo.

intensity4. Utiliza una vajilla adecuada: Es esencial escoger una vajilla adecuada, ya que en gran medida la presentación dependerá de esta elección.

Recuerda que el plato debe ser más grande que el alimento servido, ya que el comensal necesitará maniobrar.

Un ejemplo de vajilla de diseño con la que podrás poner en práctica estas claves para emplatar y acertarás seguro es la colección Intensity de Arcoroc. Pero además de usar una vajilla de calidad, no olvides tampoco que el mantel y los cubiertos también influirán en el poder visual del emplatado