Cómo diferenciar tu negocio de hostelería de la competencia

La competencia del mundo hostelero es cada vez mayor y desde nuestro blog siempre insistimos en la diferenciación como una forma significativa de ir un paso por delante del resto. El hecho de saber llegar a unos clientes diferentes y saber cubrir unas demandas a las que otros establecimientos no son capaces de llegar será un hecho clave en la evolución de nuestro establecimiento, pero no será el único.

CamareroLas tendencias están en constante cambio y la propia competencia obliga en muchos casos a bajar los precios para no caer en la perdida de nuestra clientela base. Es muy importante que seamos honestos con nosotros mismos y sepamos mantener una concordancia en la calidad-precio. Esta, no solo tiene que depender de nuestro producto, que por supuesto debe ser equitativo al precio exigido, sino que son otros muchos los factores que también permitirán valorar si el precio del producto es el adecuado. Al final será el cliente el que esté dispuesto a aceptarlo o no, así que el trato que reciban por parte del personal, la velocidad con la que son atendidos, la limpieza o la gestión de las incidencias y quejas serán otros aspectos muy a tener en cuenta.

Los pequeños detalles pueden ser nuestra fórmula perfecta o nuestra ruina. Un buen empresario tiene que estar siempre atento de los detalles, y más en un sector como el customerhostelero, donde el boca a boca es la mejor campaña de publicidad pero también la más difícil de combatir. Para estar pendiente de todo es necesario una gran capacidad de trabajo, pero además un gran control de nuestros recursos humanos. La implicación de nuestro personal puede suponernos incrementar las ventas mucho más de lo que nos imaginamos, además nos pueden dar el margen de maniobra de delegar y distribuir esos pequeños detalles que a la larga pueden impulsarnos muy alto.

El ambiente del local también es un atractivo fundamental y gran parte del sector de la hostelería no le presta la atención que debería. El 50% es elección del hostelero a la hora de decorar el local y crear un ambiente concreto, pero debemos tener en cuenta que esta proporción también influirá de forma considerable en el tipo de clientela que visitará el establecimiento. Una remodelación puede suponer una transformación total del local y un giro de 360º que repercuta también a nivel económico.