¿Cómo potenciar la terraza de tu restaurante?

Con la llegada del verano no solo cambia en gran medida nuestra oferta de productos, sino que también debemos saber adaptarnos y crear de nuestro establecimiento hostelero un lugar atractivo para todos aquellos que quieren disfrutar del buen tiempo.

Desde nuestro blog siempre insistimos en la importancia de la diferenciación, y en esta época del año un aspecto fundamental de nuestro flujo de clientes se definirá principalmente por el simple hecho de si contamos con una zona de terraza.

Por un lado, debemos tener en cuenta que el 33% de los españoles fuman. Esto implica que en una actividad mayoritariamente social como es la de acudir a un bar o un restaurante, probablemente estemos acompañados de algún fumador. En invierno, el frio es una excusa de peso para no acompañar a los fumadores a la calle, pero en verano y con una amplia oferta de terrazas, el no disponer de un espacio cómodo en la calle, puede suponer que los clientes potenciales se decanten por otro local. Por otro lado, después de un largo tiempo recluidos en espacios cerrados, la gente por lo general prefiere disfrutar de la luz solar y, todo sea dicho,  coger un poco de bronceado.

Existen algunos trucos para potenciar nuestra zona de terraza y hacerla más atractiva, así que en este post os mostraremos algunos de ellos.

comodidadLa comodidad es prioritaria: Visualmente la primera impresión es muy importante. Unas sillas cómodas o sofás con abundancia de cojines darán un aire totalmente distinto.

El espacio será menor, pero podremos exigir unos precios superiores al ofrecer un servicio más diferenciado y así compensar los clientes perdidos por la reducción de espació.

 

aparienciaLa apariencia: Además de mejorar la imagen con respecto al acomodamiento, el disponer cada mesa de una carta de cócteles o helados, de pajitas, ceniceros o servilletas, dará una sensación de satisfacción de necesidades mucho más elevada.

 

mesaServicio de mesa: Algo primordial en una terraza es disponer de este servicio. Normalmente tomarse algo en terraza suele llevar un suplemento en el precio, así que demuestra que merece la pena pagarlo.

El no disponer de este servicio crea en ciertas ocasiones situaciones en las que por desconocimiento el cliente se cansa de esperar y abandona el establecimiento en busca de otro.

complementos

Los complementos: Música de fondo, velas, aromas… debemos saber que le interesa a nuestro público objetivo y tratar de ofrecérselo.

temperaturaLa temperatura: El calor en verano, según a que horas, es insoportable, así que disponer de sombrillas es algo obligado.

Un factor clave puede ser contar con un sistema de refrigeración o ventilación que ayude a hacer la estancia más confortable.