Consejos para ahorrar agua y energía en tu bar

Disminuir los costes de tu bar o restaurante no es tan difícil como puede parecer. Muchas veces tenemos en la mano soluciones fáciles que no necesitan de quebraderos de cabeza o cálculos matemáticos. Una de ellas, como en el propio hogar, es el ahorro de agua y energía.

Para ello conviene ser consciente del problema y seguir ciertas rutinas que a la larga pueden resultar un cambio más que notable en nuestra cuenta de resultados. Los efectos, además, no son solo económicos. La empresa, con este ahorro energético, contribuye a una práctica socialmente responsable con el cuidado del medio ambiente. ahorro agua

  1. Concienciación:

El primer paso es concienciar a todo el personal de la empresa. No basta con que el encargado o el jefe de mantenimiento sean los únicos preocupados por esta cuestión. Cada trabajador tiene en su mano la opción de contribuir a este ahorro en sus quehaceres diarios, puesto que absolutamente todos utilizan agua y energía para desarrollar su actividad.

  1. Ahorro directo:

Comenzaremos por lo más obvio. Los grifos deben cerrarse cuando no se están utilizando y las luces de cualquier habitáculo deben estar apagadas si no hay nadie dentro. Este paso no haría falta recordarlo si se cumpliera realmente.

También es necesario ajustar la cantidad de luz o agua que se necesita para cada actividad. En cuanto a la energía, ciertas máquinas de hostelería malgastan una gran cantidad solo por el hecho de permanecer encendidas mientras no se están utilizando.

Cuando termina la jornada, hay que asegurarse de que todos los equipos eléctricos han sido desenchufados y todos los grifos están bien cerrados.

  1. Revisión continua

ahorro iluminacionSe deben revisar semanalmente inodoros, grifos, cisternas, cajas de luz, tuberías, cableado eléctrico, tomas de corriente y aparatos eléctricos. Toda fuga que pueda haber se traduce en pérdida. Además, por supuesto, del peligro de accidentes que supone: desde cortocircuitos a resbalones o tuberías degradadas.

El medidor de luz también tiene que ser revisado con regularidad. De esta manera podremos controlar el consumo de luz que hacemos y sabremos qué soluciones podemos seguir tomando, o si hay algún fallo provocado por alguna fuga que no conocíamos.

  1. Reutilización

El agua se puede reutilizar en mucha de las actividades que realizamos. Si lavamos frutas o verduras en nuestro restaurante, por ejemplo, se podría reutilizar el agua para regar plantas que podamos tener en el establecimiento. De la misma manera, podría ser reutilizable el agua que sobra de las cubiteras para la limpieza.

  1. Limpieza

La limpieza no solo es importante para mejorar la imagen de nuestro bar o restaurante de cara al cliente. También puede ayudarnos al ahorro cuando ajustamos el nivel de agua a utilizar o los aparatos que utilizamos para ello.

En cuanto al agua, el cubo de la fregona no hace falta que se llene hasta arriba y el lavavajillas o la lavadora hay que encenderlos cuando están ya llenos. Reducir el número de veces que ponemos en marcha estas máquinas ahorra una enorme cantidad de agua y energía. Por otro lado, también es necesario limpiar lámparas y bombillas con frecuencia para evitar que se pierda nitidez debido al polvo acumulado.

  1. Productos de ahorro

bar-En la mayoría de locales, las luces suelen estar encendidas durante muchas horas. Por esta razón es muy recomendable hacer una mínima inversión para instalar luces Led y focos ahorradores. Con los grifos pasa algo parecido, una instalación de calidad les hace más resistentes y prolonga su vida útil. Además, aquellos que expulsan agua de forma automática ayudan a regular mejor la cantidad utilizada y evita que se malgaste.

  1. Luz natural

Aprovechar la luz natural, siempre que la haya, también contribuye a disminuir los costes. Si no necesitamos encender lámparas artificiales ayudamos al ahorro. Para ello hay que situar el mobiliario estratégicamente para que la luz natural pueda entrar sin que haya obstáculos que se lo impidan. Como complemento, decir que pintar las paredes con colores claros tiene un efecto positivo para utilizar menos luminaria.