La cerveza: 3 claves para el éxito profesional del hostelero

El vaso

A la hora de degustar una cerveza ponemos en marcha todos nuestros sentidos. Primero es la vista la que entra en juego, la impresión que nos produce y por eso es fundamental la copa, vaso o recipiente donde la servimos. Los estudios científicos demuestran además, que la forma de la cristalería afecta en el desarrollo y detección de la espuma.

 

El tiraje

A la hora de tirada se deberá situar el recipiente a una distancia suficiente para que, al caer, la cerveza se bata suavemente con el fondo y se llene de líquido y espuma.  Esta última se controla durante el tiraje y se controla inclinando el vaso: primero a 45º y después poniéndolo en posición vertical.

 

La espuma

La consistencia de la espuma es importante. Así se aconseja que la ‘corona de espuma’ mida unos 2 cm en el vaso. La espuma creada vertiendo una cerveza actúa de red para muchos de los compuestos volátiles que se encuentran en la cerveza. Son compuestos que se evaporan para crear su aroma.

 

cada cerveza en su copa cada cerveza en su copa

¿Más espuma en la cerveza? La nucleación es el secreto

nucleacion en cerveza

¿Qué es la nucleación?

Tratamiento láser que se aplica en la base de determinados vasos o copas que ayuda a potenciar las burbujas y la espuma de las bebidas gaseosas (cerveza, sidra, cavas, etc..). De este modo la cerveza pasa a ser más apetecible.

 

¿Cómo actúa la nucleación?

Nucleación es el proceso de creación de una superficie texturizada que puede actuar como catalizador para el dióxido de carbono o cualquier otro gas (mixto) suspendido en una bebida, trabaja haciendo una especie de pared de arena que abraza el líquido de modo que ayuda a que los gases de la propia bebida sean liberados.