Llena tu restaurante en Halloween

Halloween gana cada año más adeptos y aumentan los comercios que, durante varios días, decoran su local, sus uniformes e, incluso, la oferta gastronómica para ofrecer al cliente una experiencia terroríficamente atractiva.

En España no buscamos muchas excusas en lo que a celebrar una fiesta se refiere, preferimos dejarnos llevar y empaparnos de otras culturas hasta, poco a poco, ir asentándola entre nosotros.

Halloween es una fiesta a la que se le puede sacar mucho partido. La última semana de octubre es perfecta para acoger, no solo a los “espíritus”, sino a todas las personas que necesitarán fuerzas para mantenerse “vivas” durante la larga noche.

Te recomendamos que prepares tu local para pasar una noche terroríficamente divertida. Se trata de una noche diferente, por lo que tienes que ofrecer algo distinto. Haz saber a los clientes que aquello solo ocurre una vez al año y no deberían perdérselo. Aquí te contaremos algunos de los consejos para atraer a los clientes.

Una buena manera de hacerlo es mediante incentivos, como fijar un descuento o premios a todas aquellas personas que accedan disfrazados al restaurante sería una buena opción.

Escenarios terroríficos

La decoración es primordial. El propio restaurante debe estar preparado a nivel decorativo. Son varios los aspectos que se identifican con Halloween y los colores: naranja, negro o gris. El primero, y por todos conocidos, es la calabaza. Ya sean de huerto o decorativas, podrías repartir las calabazas por los diversos rincones del restaurante y, si es posible, escoltando la puerta de entrada.

Decoración Halloween

Decoración Halloween

Telarañas, escobas, fantasmas, murciélagos y velas son otras de las opciones que puedes aprovechar para decorar el espacio, puesto que no hay que olvidar que, ciñéndonos al origen etimológico de la palabra, Halloween proviene de “All Hallow´s Even, esto es, “víspera de todos los santos”. Si bien también es conocido como “Noche de brujas” o “Noche de los muertos”.

Por último, ajusta la iluminación hasta un nivel tenue. Los espíritus no están acostumbrados a la luz, pero, a su vez, los clientes deben ser capaces de leer la carta sin problemas y ver lo que están comiendo.

Menús de muerte

Los menús más terroríficos y apetecibles con dedos crujientes, pociones, ensaladas de ojos y dientes… pues crear una oferta gastronómica especial para estos días que atraiga a los clientes por su creatividad.

Es buen momento para recuperar la famosa frase de Halloween: ¿truco o trato? Plantéales la cuestión a tus clientes. En la opción “trato” incluye la decisión del mismo tras escoger entre la variedad que ofrece la carta. Por otro lado, si la respuesta es “truco”, el cliente estaría pidiendo a ciegas y le podrías servir el menú especial preparado para la ocasión. Siguiendo con la tradición, no estaría de más incluir la calabaza entre los ingredientes de alguno de los platos, como una crema de calabaza, por ejemplo. Hay que tener en cuenta que la originalidad es un factor que tus clientes valorarán positivamente.

Puedes simular una invasión zombie, con un menú para supervivientes o para seres no muertos.

Sin embargo, el éxito o fracaso corresponde en gran medida a lo que dicta el paladar. Y, aunque el menú especial sea cosa de un solo día, la satisfacción o insatisfacción del cliente podría tener su eco en el resto de los días del año. No deja de ser un buen momento para fidelizar a tu clientela. De ahí que tampoco se pueda dejar de lado el precio. La excepcionalidad de este día no significa una oportunidad para encarecer los precios. Todo lo contrario, el precio, a través de incentivos como el de antes descrito, te deberá servir para fomentar la asistencia y estar acorde a la calidad que estás ofreciendo.

Promoción fantasma

La manera de dar a conocer todas lo que has preparado en tu restaurante para celebrar Halloween es a través de las redes sociales. Una promoción adecuada en tus perfiles puede hacerte llegar a más gente y llenarte el restaurante durante estas noches.

Puedes preparar un vídeo promocional en el que generes misterio y abras el apetito de los más curiosos. Difundirlo en redes sociales llegará a buena parte de los potenciales clientes puesto que puedes segmentar por edad o localización geográfica.

Puedes organizar un concurso de disfraces, una fiesta distendida o, incluso, organizar un juego de rol para implicar a los clientes en el juego. Puedes organizarlos con previa reserva que, tras varias semanas de promoción, llenarán tu local. Haz fotos a tus clientes disfrazados y compártelo en las redes.

El resultado de la noche será, en definitiva, la combinación de los diferentes factores. Cada vez son más los negocios que, ante el aumento de adeptos a esta festividad anglosajona, se esfuerzan por responder eficazmente a sus demandas. Los restaurantes tienen una gran ocasión para llenar sus mesas y salirse de lo ordinario.