Motivos por los que tu bar o restaurante no es rentable

¿Tienes un negocio de hostelería y estás pasando por momentos complicados? Pueden existir diferentes motivos por los que tu bar o restaurante no es rentable, por lo que el primer paso para conseguir dar la vuelta a la situación consiste en diagnosticar qué problema o problemas tiene nuestro negocio. En este artículo hablaremos sobre los motivos más comunes por los que un restaurante no resulta rentable.

Muchas veces el empresario no es consciente de que los fallos son internos, achacando los problemas a acciones de la competencia o situaciones externas. Por ello, es preciso analizar todos los factores para determinar qué es lo que realmente está fallando.

El primer paso consiste en revisar nuestro plan de negocio. ¿Qué objetivos nos planteamos en su día? y ¿qué acciones hemos llevado a cabo desde entonces para conseguirlos. Conviene plantear por escrito la situación actual, así como las causas que nosotros creemos que han influido para llegar a esta situación.

stack-up2Rodéate de personas de confianza y pregúntales sobre tu negocio. ¿Cuáles creen ellos que son los factores que están fallando? Pueden darte esta opinión, por supuesto, empleados en los que confiemos pidiéndoles una valoración sincera. También será necesario plantear esta cuestión a amigos y familiares que no estén directamente involucrados con el negocio, e incluso, a algún cliente de confianza. La clave está en saber si tu diagnóstico coincide con el que realizan otras personas.

¿Cuáles son los motivos para que tu negocio de hostelería no sea viable? A continuación te contamos dónde pueden estar los fallos de nuestro local, que aparentemente no vemos:

1. Mantenimiento y limpieza

wcHaz una revisión de tu local. ¿Cuáles crees que son sus puntos fuertes? No olvides mirar la decoración y el estado del mobiliario de tu local de hostelería, así como la limpieza de las instalaciones. Un mobiliario viejo o deteriorado no será del agrado de los clientes. Lo mismo que una limpieza inadecuada o insuficiente. Los aseos son el lugar en el que más debemos extremar la limpieza, asegurándonos una reposición frecuente de jabón y papel higiénico, así como papel de manos y un secamanos que funcione. También debemos cuidar la limpieza y mantenimiento del resto de nuestro negocio, sin olvidar rincones ni altillos.

2. Servicio y actitud camareros

Los camareros siempre tienen que prestar un servicio impecable y deben ser amables con la clientela. Si habitualmente no estás en el negocio, pide a una persona de confianza que acuda al local y observe si el servicio que se está dando al cliente es el adecuado, sea el momento del día que sea.

3. Calidad del productoULTIMATE PINT_3 -

Tanto la bebida como la comida que servimos en el local debe tener la calidad suficiente. Los clientes aprecian un buen servicio y, sobre todo, una buena calidad de todos los productos que ofrecemos, así como una presentación impecable. Y bajo ningún concepto hay que engañar al cliente con la calidad del producto, siendo siempre sinceros con el origen del mismo y prestar una especial atención a la comida de elaboración propia. Por ejemplo, si ofrecemos en la carta postres caseros, estos deben ser caseros de verdad. Si, sin embargo, son postres de calidad pero industriales, no debemos decir en ningún caso que se trata de postres de la casa.

4. Precios

Al igual que la calidad, el precio es determinante en la buena marcha de nuestro negocio. Deberemos fijarlo teniendo en cuenta los costes que tenemos, para disponer de un margen que nos permita la supervivencia del negocio. Y al mismo tiempo deben ser precios razonables teniendo en cuenta el producto que ofrecemos y nuestra situación con respecto a la competencia.

5. Diferenciación de tu local

En este punto tenemos que considerar lo que ofrece la competencia. ¿Cuál es la situación de nuestro negocio teniendo en cuenta los de su entorno? Tenemos que asegurarnos que tenemos un elemento diferenciador atractivo para nuestros clientes. En la actualidad existen muchos bares y restaurantes, por lo que es fundamental ofrecer algo diferente y de calidad.

6. Ubicaciónscenari

La ubicación de nuestro local de hostelería también determinará en buena medida nuestro éxito o fracaso. Es importante que el negocio se ubique en una zona de paso, cerca de nuestro público objetivo, para que nos puedan encontrar fácilmente. Igualmente tenemos que tener en cuenta el precio del local, para situarnos en uno dentro de nuestras posibilidades combinando los factores de buena ubicación y precio del alquiler.

7. Acciones de marketing

El marketing es el gran olvidado en muchos negocios de hostelería. Es fundamental realizar de forma continuada acciones para promocionar el negocio, ya que nos ayudará a darnos a conocer a nuevos clientes y fidelizar a los que ya tenemos. Si no realizas acciones de marketing, debes ponerte a trabajar en ello lo antes posible, ya que determinarán en buena manera la viabilidad de tu negocio.