Tendencia: turismo rural gastronómico

Las casas y apartamentos rurales son un destino que se puede disfrutar durante todo el año y que el cliente busca, especialmente y cada vez más, para disfrutar de la buena comida y el vino de cada tierra

Los clientes preparan las últimas escapadas antes de que se acabe el año y ya se va completando la ocupación para el puente de diciembre y la Navidad. Son infinitos los destinos que se barajan en esta época del año pero muchos se pueden generalizar en una categoría: entorno rural.

Los chefs más reconocidos del país, apostaron por un enclave natural y rural de gran belleza y se han convertido en destinos en sí mismos. Sus restaurantes han conseguido los máximos reconocimientos nacionales e internacionales como: Arzak, Berasategui, los hermanos Roca, Pedro Subijana o Carmen Ruscadella.

La presentación se asocia con la calidad de la comida

La presentación se asocia con la calidad de la comida. Colección Color Studio.

El turismo rural se ha posicionado en nuestro país como una de las principales opciones, especialmente para los meses de no verano, en la que el cliente sigue prefiriendo playa y sol. Los últimos datos aseguran que el turismo rural ha aumentado un 7,5% más respecto a los datos de septiembre 2015 y continúa creciendo. Este tipo de turismo es el motor de la economía local de cada zona que, además, sirve para potenciar la identidad de cada región. No olvides que los clientes comen por los ojos y una buena presentación con una mesa vestida por Arcoroc les abrirá el apetito.

Las claves del éxito

La gastronomía es para el turista la forma más completa y económica de conocer el entorno, ya que con un menú puedes aprender y compartir la experiencia. Además, la gastronomía no es algo estacional, si no que puede disfrutarse de ella durante todo el año.

Durante los años de la crisis se comenzó a ajustar el modelo de negocio del turismo rural para crear un producto más completo donde el componente gastronómico ha jugado un papel incuestionable. Los clientes del turismo rural buscan una experiencia diferente en el que se concentren: alojamiento, gastronomía, artesanía, naturaleza y cultura.

La aparente ausencia de elementos diferenciadores es el hándicap del turismo rural, en la que el precio parece ser el único indicador en el que los clientes fijan su atención. Sin embargo, la oferta gastronómica se presenta como el elemento diferenciador en el que comerse a bocados cada país, región o pueblo con sus platos y técnicas típicas.

Por ello, algunos destinos turísticos se han tematizado dentro del turismo como es el caso de enoturismo, en el que poder disfrutar de una experiencia completa de visita, ruta por los viñedos, actividades enológicas, como la poda, y acabar con una degustación gastronómica y enológica sin igual. Entre los turistas rurales, según el observatorio del Turismo Rural, el 19,7% busca experiencias relacionadas con el vino o la comida.

Las experiencias enológicas gastronomícas ganan adeptos en el turismo rural

Las experiencias enológicas gastronomícas ganan adeptos en el turismo rural. Copas Mineral.

Los elementos clave de la oferta turística rural giran en torno a la puesta en valor de los recursos que existen al alcance y la interacción con el cliente, que pasa por un entorno natural y paisajístico encantador e interesante y actividades que se complementen con el patrimonio y la historia.

El gastronómada

De un tiempo a esta parte se ha  comenzado a desarrollar el conocido como turista gastronómada, una tipología de turista cuya principal motivación para practicar turismo rural es vivir experiencias gastronómicas, busca la conexión con la tierra a través de la comida y la bebida de cada lugar.

Son capaces de hacer muchos kilómetros para degustar una especialidad o para conocer la experiencia gastronómica de la zona. Lo más destacable, gastan un 7% más que el turista normal, 40€ de media diarios para persona por comida. Está dispuesto a pagar más por alimentos de calidad o por vivir experiencias diferentes y únicas con un gasto destinado de 40€ para actividades lúdicas.

Para el cliente gastronómada hay que ofrecer un servicio de máxima calidad ya que es uno de los turistas más exigentes e influentes en el boca a boca.

Qué ofrecer en el turismo gastronómico rural

Si la zona tiene un aliciente culinario, hay que aprovecharlo. ¿Cómo sacarle el máximo partido y conseguir destacar entre tanta oferta? Existen diferentes herramientas que puedes utilizar:

Gastronomía de calidad

Lo primero y lo más importante, el esfuerzo al elaborar tu oferta debe ser extra ya que es el principal reclamo. Productos de calidad y de la zona serán valorados por el cliente. Si, además, permites que sean participes en talleres u ofreciendo un show cooking sin duda llamarás su atención.

Experiencia gastronómica con productos locales. Platos Délice Noir.

Experiencia gastronómica con productos locales. Platos Délice Noir.

Actividades en familia

Son los turistas que más interesa fidelizar, puesto que son proclives a repetir si la experiencia les ha gustado. Ofrece actividades para niños, como zonas de recreo, creatividad o lectura; pero especialmente organiza actividades de inmersión en el entorno que involucre a todos los miembros de la familia, disfrutar tiempo de calidad en familia es lo que demandan las familias actuales.

Actividades en grupo

Muchas de las labores del medio rural pueden realizarse en grupo, que además refuerza el carácter de entretenimiento, por ejemplo la rehabilitación de pueblos abandonados o la vendimia. Es especialmente interesante atraer a grupos por los beneficios económicos que supone que puedes incrementar con descuentos a tu restaurante o casa rural.

Experiencias a medida

Personaliza cada experiencia para que el cliente encuentre exactamente lo que busca. Experiencias relacionadas con el medio rural es lo que realmente busca el cliente.

Internet

Si la zona no tiene cobertura, puedes explotar la total desconexión pero, el cliente actual, demanda una conexión wifi. Además, es positivo para tu negocio ya que pueden compartir su experiencia en redes sociales con sus contactos y ayudarte a difundir tu negocio.

Promoción

No te olvides de dar a conocer tu oferta. Si el presupuesto es ajustado, un buen plan de promoción en redes sociales puede ayudarte a llegar a mucha gente por muy poco dinero e, incluso, focalizar tus recursos en usuarios según edad o ciudad de residencia. Redes sociales, web, blogs… comunica tu diferencia.

Todos estos consejos son aplicables también para ti si tu establecimiento está ubicado en una ciudad, zona de playa o practicas otro tipo de turismo.