Trámites legales para montar un negocio hostelero

autonomoCuando nos disponemos a montar un establecimiento hostelero debemos ser conscientes de que será necesario llevar a cabo una serie de acciones legales que nos permitan comenzar nuestra actividad comercial. Es muy importante que cumplimentemos todos los pasos, ya que, un error podría suponer grandes sanciones.

En primer lugar debes decidir si operar exclusivamente como autónomos, o bien crear una sociedad. Los pasos para ser autónomo son más sencillos y el tiempo es menor, pero no debes olvidar que trabajando como autónomo asumes las deudas con tu capital presente y futuro, mientras que, con una sociedad, es la empresa la que asume este riesgo.

restauranteUna vez decidido esto, será necesario encontrar un local acorde a nuestro negocio. En caso de ser un negocio traspasado, deberemos fijarnos en las cargas y la caducidad de las licencias. No tenemos que olvidarnos tampoco de revisar el contrato de alquiler en caso de que el anterior propietario tan solo estuviera en calidad de arrendatario. En caso de que iniciemos nosotros el proyecto, debemos asegurarnos que el local se adapte a nuestra idea, firmar un contrato beneficioso y con posibilidad de cancelación en caso de que no se puedan obtener las licencias pertinentes para la apertura de local o simplemente no se nos apruebe una licencia de obra que nos permita cambiar la distribución.

permisoDebemos saber que, pese a que la Constitución ampara una libertad comercial, es necesario disponer de una serie de licencias que nos permitan operar en un establecimiento hostelero. No existen licencias generales, dependiendo de cada Comunidad Autónoma se deben solicitar las pertinentes a los respectivos ayuntamientos. Algunas de las licencias que debemos obtener son las siguientes:

  1. Licencia de obra: Nos permitirá realizar obras en el local
  2. Certificado de compatibilidad urbanística: Nos otorgará la apertura del negocio en el lugar concreto de la solicitud.
  3. Licencia ambiental
  4. Licencia de actividad: Esta licencia es la más importante, ya que regula que el establecimiento cumple con los requisitos para desarrollar la actividad hostelera tanto a nivel urbanístico, higiénico, ambiental como de seguridad.
  5. Autorización para la manipulación de alimentos y venta de comidas.
  6. Autorización para la venta automática de tabaco.
  7. Permiso extra para el uso de terraza.

En definitiva, debemos realizar una serie de pasos fundamentales relacionados con las leyes para poder abrir nuestro establecimiento con la máxima seguridad posible. El incumplimiento de alguno de estos pasos a la larga podría suponernos grandes pérdidas económicas.