Vajilla de opal para hostelería Gastronomie

La resistencia es una de las cualidades del menaje más demanda por la hostelería. La tan dinámica actividad del sector exige que las vajillas utilizadas respondan de la mejor manera posible. La vajilla Gastronomie de Arcoroc, fabricada en vidrio Opal, está hecha para responder a todas las necesidades. vajilla gastronomie arcoroc

Durante su fabricación se cuidan todos los detalles para ofrecer una resistencia incomparable. Los artículos son sometidos al proceso de templado. El vidrio se calienta a alta temperatura y luego se enfría rápidamente. De esta forma, la resistencia alcanza niveles extraordinarios.

El vidrio Opal es único. Está fabricado desde el video opaco y a través del proceso descrito obtiene una resistencia al menos 3 veces más que el resto de materiales. Los bares y restaurantes ya no tienen que preocuparse por la reposición de su vajilla debido a la alta durabilidad de la Gastronomie.

Pero la resistencia no solo es efectiva cuando se produce alguna caída o golpe. La preocupación de los hosteleros al comprobar cómo su menaje se va desgastando poco a poco desaparece. La vajilla Gastronomie está hecha para evitar las rayaduras a largo plazo que causan los cubiertos. De esta manera, el desgaste no se aprecia.

vajilla gastronomieLo mismo ocurre con el continuo lavado al que se someten estos artículos en los bares y restaurantes. La superficie soporta perfectamente hasta más de 2000 lavados. Los artículos pueden, además, ser perfectamente apilados sin que sufran daño alguno.

El tratamiento que se confiere a los productos en el proceso de templado les dota de gran resistencia a los cambios térmicos. Diferencias de hasta 135º de temperatura para que pasen del horno al agua fría sin ningún riesgo de rotura. Todo son facilidades orientadas para el ahorro de costes. Unos costes que podrán destinarse a otras áreas del negocio.

Arcoroc también cuida del diseño de sus productos. La vajilla Gastronomie presenta un aspecto sencillo y noble. Sin ostentaciones, pero con elegancia, se otorga el total protagonismo al contenido del plato y dota a la mesa de un aspecto acogedor.

La vajilla Gastronomie se compone de platos llanos de 27 y 24 cm, platos hondos de 22 cm, platos de postre de 19,5 cm y 15,5 cm, lavafrutas de 12 cm, tazones de consomé de 31 cm y tazas de desayuno de 25 cm.