Vajilla Valerie

La vajilla Valerie ha llegado para marcar una época en el mundo de la hostelería. Con un diseño clásico, a la vez que refinado y atemporal, estamos ante una pieza de una calidad al alcance de muy pocos productos.
Nadie quedará indiferente ante un producto destacado y que cautiva por su sencillez, pero del que se aprecia el dinamismo que le dan dos rayas de color rojo y gris que rodean el borde de la pieza y contrastan con el blanco impoluto de su elaboración.

Valerie
De formas íntegramente redondeadas, estamos ante una vajilla de Opal. El opal es un material que, gracias a su extrema dureza y resistencia tanto a golpes como a rayaduras, dota a la pieza de una resistencia que a la larga provocará que su duración sea mayor que la que obtendríamos de un producto elaborada en otros material. Este vidrio, además, nos permite su total uso con seguridad en electrodomésticos que provocan cambios de temperatura como pueden ser tanto el lavavajillas como el microondas.

La ausencia de bacterias está también garantizada gracias a este nuevo material, ya que, la nula porosidad en su composición hace que disfrutemos de un producto mucho más higiénico. Esto, sumado a su duración compraba durante más de 2000 lavados industriales, nos deja ante una pieza de gran valor y muy codiciada en el mundo de la hostelería.

No solo estamos ante una pieza cautivadora y de calidad, estamos también ante un producto práctico que destaca por ser fácilmente apilable y darnos gran capacidad de obtener espacios.

La vajilla Valerie ofrece diferentes piezas dentro de su composición:
– Cuatro modelos de plato llano de 25,8 cm, 23 cm, 19,5 cm, 15,5 cm
– Un modelo de plano hondo de 22,5 cm
– Un modelo de ensaladera
– Un modelo de lavafrutas
– Dos modelos de bol de consomé
– Un modelo de taza
– Un modelo de platillo